Fractura de Columna

LA Vascular Specialists

Especialistas vasculares ubicados en Beverly Hills, CA y Encino, CA

Las fracturas de la columna pueden ocurrir debido a una lesión traumática o por una baja densidad ósea. Estas fracturas provocan un dolor intenso e impiden la actividad física normal. Los LA Vascular Specialists tratan las fracturas de columna con un enfoque mínimamente invasivo que implica la inserción de un pequeño globo en el lugar de la lesión. El globo ayuda a realinear el hueso dañado seguido de una inyección de cemento para asegurar el hueso lesionado en su posición. Los pacientes informan una reducción significativa del dolor y un retorno a la actividad normal significativamente más rápido en comparación con la terapia conservadora.

Preguntas y respuestas sobre fracturas de columna

¿Qué es una reparación de una fractura de columna (fractura por compresión)?

La vertebroplastia (reparación de fracturas de la columna) es un procedimiento mínimamente invasivo para tratar las fracturas por compresión de la columna. Una fractura por compresión es un colapso del hueso, a menudo causado por osteoporosis o cáncer. Este procedimiento estabiliza el hueso debilitado o aplastado, disminuyendo el dolor y ayudando a prevenir más fracturas en ese sitio.

Proyecto nuevo (6)

ACERCA DE LAS FRACTURAS POR COMPRESIÓN

Las vértebras son los huesos de la espalda, que se unen para formar la columna vertebral. En una fractura por compresión, el tejido óseo del cuerpo vertebral colapsa. Esta afección suele ser causada por osteoporosis y, con menor frecuencia, por un tumor o un traumatismo en la espalda.

Cuando la fractura se produce como resultado de la osteoporosis, las vértebras del pecho y la parte inferior de la columna suelen verse afectadas y los síntomas pueden empeorar al caminar. En el caso de fracturas múltiples, puede producirse una curvatura de la columna en forma de joroba hacia adelante (cifosis). Los síntomas dependen del área de la espalda afectada. En algunos casos, la fractura puede sanar sin tratamiento y el dolor desaparece. En otros, el hueso no se estabiliza y continúa moviéndose, provocando un dolor persistente que a su vez limita la actividad física.

Las fracturas de la columna pueden ocurrir debido a una lesión traumática o por una baja densidad ósea. Estas fracturas provocan un dolor intenso e impiden la actividad física normal. Las fracturas de columna se pueden tratar con un enfoque mínimamente invasivo que implica la inserción de un pequeño globo en el lugar de la lesión. El globo ayuda a realinear el hueso dañado seguido de una inyección de cemento para asegurar el hueso lesionado en su posición. Los pacientes informan una reducción significativa del dolor y un retorno a la actividad normal significativamente más rápido en comparación con la terapia conservadora.

Como funciona el procedimiento? ¿Soy candidato?

QUÉ ESPERAR DURANTE EL PROCEDIMIENTO

La terapia se realiza insertando una aguja especial en el hueso afectado e inyectando una sustancia cementosa similar a un pegamento, que fortalece la estructura interna del hueso.

La vertebroplastia requiere que usted se acueste boca abajo, lo cual se realiza bajo un ligero sedante. El radiólogo intervencionista inserta una aguja a través de una pequeña incisión en la piel de la espalda y la dirige bajo fluoroscopia (imágenes de rayos X continuas y en movimiento) hacia la vértebra fracturada. Luego, el médico inyecta cemento óseo de grado médico en la vértebra. El cemento se endurece en 15 minutos y estabiliza la fractura, como un yeso interno. La vertebroplastia tarda entre 1 y 2 horas en realizarse, dependiendo de cuántos huesos se traten. Normalmente, muchas personas pueden reanudar sus actividades normales en un plazo de 24 a 48 horas.

¿QUIEN ES UN CANDIDATO PARA LA VERTEBROPLASTIA?

Los mejores candidatos para el procedimiento son aquellas personas que han sufrido recientemente una fractura por compresión y tienen dolor de espalda de moderado a intenso. La vertebroplastia no suele ser útil para el dolor de espalda crónico o los problemas de disco. Para determinar si la vertebroplastia es el tratamiento adecuado para el paciente, el médico solicitará radiografías de la columna vertebral del paciente y otras pruebas de imagen como una resonancia magnética (IRM) o una gammagrafía ósea. Estas pruebas ayudan a determinar dónde están las fracturas y qué tan recientemente ocurrieron.